lunes, 13 de agosto de 2018

Luce unos pies bonitos en verano


¡Llegó el momento de enseñar los pies!. Luce unos pies bonitos y bien cuidados este verano. Tanto si ya has disfrutado de tus vacaciones o estás a punto de irte.

miércoles, 4 de julio de 2018

Usar correctamente la crema solar: mitos y verdades

1. Falso: Ponerse a la sombra y evitar el sol directo ya es suficiente protección

"La reverberación del sol está por todas partes. Hay que protegerse siempre". Es importante proteger especialmete las zonas con más radiación solar acumulada: cara y escote.

2. Verdadero: Hay que aplicarse la crema media hora antes de salir de casa para que haga efecto

"Es una recomendación que se aplica a todos los fotoprotectores. La crema se debe aplicar antes de salir a la calle, en este tiempo se absorbe y así se crea el efecto protector", asegura Aurora Garre.

3. Falso: Cuanta más cantidad de producto se ponga, mejor

El doctor Alejandro Fernández Casado, jefe deDermatología del Hospital Sanitas CIMA, deBarcelona indica que "la cantidad de crema que cabe en la punta del dedo es aconsejable para la superficie equivalente a la palma de la mano". Eso sí, hay que extenderla bien.

4. Verdadero: Una vez abiertos, los protectores caducan y su efecto no es el mismo

El doctor Fernández Casado dice que "se debe respetar la caducidad el producto". Y la doctoraGarre afirma que si está "abierto pierde efectividad y, aunque dependerá de las condiciones de conservación, recomendamos no usar de un año para otro".

5. Falso: Existe un factor de protección solar para todas las pieles

En opinión de Lair, "el protector solar debe adecuarse al tipo de piel de cada individuo. Los niños deben estar protegidos con un factor de protección 50 y estar en la sombra. Los bebés, por su parte, jamás deberían ser expuestos directamente al sol".

6. Verdadero: Las pieles oscuras requieren menos protección que las claras

Helene Lair asegura que "las pieles oscuras fabrican más melanina y no se queman tan fácilmente", lo que no quiere decir que haya que dejar el fotoprotector. "El sol las envejece igual y es preciso utilizar uno para evitar el envejecimiento prematuro".

7. Falso: Usar protección 15 es suficiente

La doctora Aurora Garre, "medical marketing manager" de Isdin, especifica: "Como normalmente no nos aplicamos ni la cuarta parte de fotoprotector recomendada (2mg/cm2), un SPF15puede no proteger nada la piel. Mi recomendación es usar SPF 30, 50 y 50+".

8. Verdadero: Si el maquillaje tiene protector solar, no es necesario utilizar encima otro protector específico

La dermatóloga de Pierre Fabre Dermocosmética puntualiza: "En el caso de que el maquillaje tenga un SPF 50, habrá que renovar la aplicación a las dos horas". Su uso se asemeja al de una crema protectora.

9. Falso: A partir de 30 SPF, toda protección es igual

"A partir del factor 30 fotoprotección (SPF) la protección resulta extremadamente segura, uno puede coger color con total seguridad. A partir de un SPF 50 la protección es completa y se evita la aparición de manchas".

10. Verdadero: Aunque el protector sea resistente al agua, hay que aplicar de nuevo después de cada baño

"Debe hacerse cada dos horas y tras cada baño", matiza la dermatóloga Ortiz. Una vez se sale del agua, "es importante recordar secarse bien con una toalla antes de aplicar el protector solar".

11. Falso: Las personas con acné deben evitar el protector: salen más granitos

"El sol es un falso amigo del acné. Produce un desecamiento de la piel, pero la radiación inflama las glándulas sebáceas y después del verano se produce un rebrote del acné".

12. Verdadero: Los protectores solares protegen contra la aparición de arrugas

La dermatóloga Ortiz, lo corrobora: "Los protectores solares protegen frente a los radicales libres, que afectan a todas las estructuras en su interior. Ello incluye al colágeno, la elastina, etcétera, destruyéndolas y acelerando el envejecimiento".

13. Falso: Hay que aplicar una crema para la cara y otra para el cuerpo

"No necesariamente", explica Prieto. "Depende de nuestros gustos o los resultados. Los productos de cuerpo, por regla general, sirven para el rostro [salvo que indiquen en el envase otra cosa]. Los protectores de niños son para rostro y cuerpo".

14. Verdadero: Hay que proteger correctamente las zonas más sensibles: nariz y labios

"En las mujeres son las zonas más susceptibles al aumento de la pigmentación. Los cambios hormonales, el embarazo, los anticonceptivos, ciertos medicamentos o la herencia predisponen al melasma", defiende Aurora Garre.

15. Falso: Los protectores altos impiden el bronceado

Según Leonor Prieto "con un factor de protección alto vamos a tardar más en broncearnos, pero no impedimos totalmente el bronceado, ya que la pantalla total no existe. Con un factor alto el bronceado dura más tiempo y será más uniforme".

16. Verdadero: Al aplicar protector solar se impide la síntesis de vitamina D

Como explica el jefe de Dermatología del Hospital Sanitas CIMA de Barcelona, "la vitamina D se fabrica cuando se expone a la acción de la radiación ultravioleta. Para evitar el daño solar se recomiendan exposiciones de no más de 15 minutos".

17. Falso: El factor 50 protege completamente de todo tipo de radiación

"Solamente protegen frente a todas las radiaciones aquellos fotoprotectores que lo han demostrado mediante distintos estudios científicamente avalados", avisa la dermatóloga y directora médica de Ariadna Ortiz.

18. Verdadero: Después del protector, no hay que aplicarse otra loción como colonia

"El fotoprotector siempre es lo último a aplicar. Además, no deben emplearse colonias en las regiones que vayan a exponerse directamente al sol, por el riesgo de alergia", corroboran desde Pierre Fabre Dermocosmética.

19. Falso: Cuanto más alto el factor más tiempo puedo estar al sol

Según Prieto, "los fotoprotectores altos no están pensados para que estemos más tiempo al sol, sino para evitar al máximo los efectos negativos de la radiación solar, a corto, medio y largo plazo. Incluso protegidos, el abuso del sol es peligroso.".

20. Verdadero: Sin protector el bronceado llega antes, pero el daño puede ser mayor


Garre afirma que "el bronceado aparece antes ya que es un mecanismo de defensa que tiene la piel para protegerse del daño del sol. El fin de la fotoprotección es evitar ese daño". Según Fernández Casado, "si no nos aplicamos protector, el daño solar es mayor".